Psicología Energética

La psicología energética (PE) es una nueva terapia que combina un conjunto de tratamientos psicológicos convencionales que se basan en la relación cuerpo/mente con el sistema energético humano de la medicina china, la kinesiología y los nuevos descubrimientos de la física cuántica.


interier1.1

  • De la psicología convencional obtiene como indagar sobre el problema para identificar la mejor manera de trabajarlo.
  • La medicina china se basa en el supuesto de que tenemos salud cuando los canales energéticos o meridianos que recorren nuestro cuerpo fluyen armoniosamente y cuando tenemos malestar sea emocional o físico es porque algunos de estos canales fluyen con exceso o defecto de energía y hay que poder identificar que canales no fluyen armoniosamente.
  • De la kinesiología, a través de los músculos, obtiene un método de diagnóstico y biofeedback que sirve para detectar que meridianos están afectados.
  • Integran la conciencia espiritual.
  • Se agrupan en la Asociación para la Atención Integral de Psicoterapia de la Energía (ACEP) Historia de las terapias psicoenergéticas (1973)

La PE estudia la interrelación entre los campos electromagnéticos del cuerpo, las emociones, el comportamiento y la conciencia que es el objeto del cambio; su tesis central es que los problemas psicológicos pueden ser entendidos como la alteración del campo bioenergético o de las estructuras energéticas del cuerpo y por ello puede ser diagnosticables y susceptibles de ser tratadas fácilmente.

La mayoría de los paradigmas, en los que se basa la psicología convencional, es la importancia de la conexión entre la memoria traumática y la emoción negativa, supone en varios casos una conexión estímulo respuesta. Así pues, se supone que el recuerdo traumático del pasado es la causa directa del trastorno actual en la persona. De ahí se deduce que en los enfoques convencionales hay que revivir la memoria traumática para poder tratarla y así eliminar la emoción negativa. Pero, según la medicina china, existe un paso intermedio que ha quedado olvidado.

Nuestro cuerpo es energía y por tanto existe una comunicación energética corporal, los mensajes eléctricos fluyen constantemente a través del cuerpo para mantenerlo informado de todo lo que sucede. De esta manera, cuando aparece una emoción muy fuerte, consecuencia de un trauma, este exceso de energía se atasca y provoca un desequilibrio energético. Es este trastorno en el sistema energético del cuerpo la causa de toda emoción negativa, de tal forma, que, si el recuerdo no causa un trastorno en el sistema energético del cuerpo, entonces no ocurrirá una emoción negativa.

Share: